¿QUÉ ES UN DEPÓSITO FISCAL?

 

Un Depósito Fiscal es un régimen aduanero que les  permite a los importadores y exportadores mantener mercancía proveniente del extranjero o nacional en un mismo predio  habilitado para la realización de operaciones aduaneras o para ejercer el control aduanero hasta que se concrete la destinación correspondiente de la carga.  Para el caso de la mercancía extranjera esta puede permanecer en el depósito sin completar su trámite correspondiente por haber ingresado al país según las pautas determinadas por las leyes aduaneras con relación al pago de impuestos de introducción.

Para que pueda un depósito de almacenaje de mercancía convertirse en un Depósito Fiscal, debe cumplir con las pautas determinadas en la LEY ADUANERA específicamente lo expuesto en el artículo 119 publicada en el Diario Oficial de la Federación el 15 de diciembre de 1995.

Interior of a huge spacious warehouse with carton boxes-1

 

 “ARTICULO 119. El régimen de depósito fiscal consiste en el almacenamiento de mercancías de procedencia extranjera o nacional en almacenes generales de depósito que puedan prestar este servicio en los términos de la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito y además sean autorizados para ello, por las autoridades aduaneras. El régimen de depósito fiscal se efectúa una vez determinados los impuestos al comercio exterior, así como las cuotas compensatorias. Los almacenes generales de depósito que cuenten con la autorización a que se refiere el párrafo anterior, deberán cumplir en cada local en que mantengan las mercancías en depósito fiscal, con los siguientes requisitos: LEY ADUANERA CÁMARA DE DIPUTADOS DEL H. CONGRESO DE LA UNIÓN Secretaría General Secretaría de Servicios Parlamentarios Última Reforma DOF 09-12-2013 72 de 166 I. Deberán destinar, dentro del almacén, instalaciones que reúnan las especificaciones que señale la Secretaría para mantener aisladas las mercancías destinadas al régimen de depósito fiscal, de las mercancías nacionales o extranjeras que se encuentren en dicho almacén. Il. Deberán contar con equipo de cómputo y de transmisión de datos que permita su enlace con el de la Secretaría, así como llevar un registro permanente y simultáneo de las operaciones de mercancías en depósito fiscal, en el momento en que se tengan por recibidas o sean retiradas, mismo que deberá vincularse electrónicamente con la dependencia mencionada. Para los efectos de esta fracción, la Secretaría establecerá las condiciones que deberán observarse para la instalación de los equipos, así como para llevar a cabo el registro de las operaciones realizadas y el enlace de los medios de cómputo del almacén general de depósito con la Secretaría. “

Estos depósitos pueden estar en puertos, fronteras o aeropuertos bajo la supervisión de un agente aduanero idóneo autorizado por La Administración General de Aduanas con la característica que son administrados por un particular que previamente realizo todos los permiso pertinentes para su operación.  Adicional sus oficinas deben estar habilitadas con equipo tecnológico necesario que les permita tener enlace simultaneo con las Secretaria de Economía y así trabajar en línea para llevar un registro de los movimientos realizados con la mercancía almacenada en el Depósito Fiscal.

Este proceso permite tener en todo momento el control del status que tiene la mercancía que reposa en el depósito por ejemplo:

  • La entrada de mercancía, fecha, pesos y cantidad
  • Movimiento que se tiene.
  • Despachos totales o parciales.
  • Inventarios
  • Desconsolidación, etc.

Si un particular desea tener un Depósito Fiscal en cualquier punto de la república que no sea en los señalados anteriormente, es perfectamente viable siempre y cuando cumpla con los requisitos e instalaciones adecuadas bajo la supervisión de la Secretaria y las entidades aduaneras. 

 

security-camera-on-yellow-wall-P2Z9JCT

Estos recintos deben tener las condiciones de seguridad establecidas en la Ley Aduanera para resguardar la mercancía de manera adecuada colocando CCTV (circuito cerrado de televisión) y que no exista por ningún motivo cualquier tipo de fuga o descontrol de lo que allí se almacena.  Por tal, el acceso al depósito debe ser limitado y solo personal autorizado debe manejarse dentro del mismo. 

Muchas compañías de Logística manejan este régimen aduanal (Depósito Fiscal), para hacer su trabajo operativo más completo y así brindar un servicio integral a sus clientes.  Para ello se rigen bajo la supervisión de un personal idóneo asignado por las autoridades aduanales, velando que las leyes tributarias se cumplan a cabalidad ya que este debe responder directamente al fisco asegurándose que los pagos se hagan correctamente.  Aunque trabaje en el Depósito Fiscal de la compañía de logística él se rige por las leyes aduaneras asegurándose que todas las cargas que ingresan al recinto cumplan con todas las pautas descritas en las leyes aduaneras.

Los Depósitos Fiscales prestan sus servicios en horarios en el que el personal de Aduanas este en función ya que ninguna mercancía puede entrar o salir del recinto sin pasar por su gestión.  En el caso que el depósito se encuentre fuera de los predios del aeropuerto, puerto o fronteras, la mercancía se traslada desde sus puntos de llegada al país hacia el Depósito Fiscal por medio de un permiso especial de tránsito por el territorio nacional.

Por lo tanto, el primer requisito para las personas que quieran acceder a dicho régimen, es gestionar una  Carta Cupo emitida por el Almacén General de Depósito y autorizada por la Secretaría de Hacienda. La función de la Carta Cupo es actuar como un medio de intercambio de información electrónica entre la Autoridad Aduanera (a través del Sistema de Automatización Aduanera Integral SAAI) y los Almacenes Generales de Depósito para controlar efectivamente el despacho de las mercancías destinadas al régimen de Depósito Fiscal.

Al momento que el importador o propietario de la mercancía elija manejar su carga bajo este régimen, el Almacén General de Depósito deberá realizar lo siguiente:

Transmitir de forma electrónica al SAAI datos como el folio de la Carta Cupo, el nombre del almacén responsable, RFC y nombre del importador, la cantidad y el valor de las mercancías en dólares conforme a las facturas correspondientes, descripción de la mercancía, pesos, etc., dando a conocer  sin ningún error la información exacta de la carga que será trasladada al Depósito Fiscal ya determinado previamente. 

La Carta Cupo debe validarse dentro de los cuatro días hábiles siguientes a su transmisión electrónica o será cancelada automáticamente por el sistema, así mismo el paso para el arribo de las mercancías no debe sobrepasar los 20 días.

Cuando llega la confirmación de la autoridad aduanera, el Almacén General de Depósito entrega al cliente la Carta Cupo autorizada. Una vez ingresadas las mercancías a la bodega bajo el régimen de Depósito Fiscal, el almacén tiene la responsabilidad de notificar a la Autoridad Aduanera que éstas fueron recibidas describiendo con claridad la manera en que llegaron a su recinto ya que debe coincidir con lo descrito en la carta cupo, en el dado caso que no sea así debe detallarse ya que en diversas ocasiones a la hora de trasladarse la carga al depósito puede malograrse o moverse la carga provocando daños. Este documento es imprescindible porque a partir de la selección de este régimen, todo movimiento de mercancía queda registrado en la Carta Cupo.

En Resumen originariamente, los Depósitos Fiscales nacen debió a la falta de espacio en las zonas portuarias para la ubicación de mercaderías. En la actualidad es un régimen aduanal considerado como una extensión territorial  de las zonas portuarias donde pueden permanecer las cargas o mercancías hasta que el importador defina qué hacer con ellas y mientras se establezca el rumbo de la carga este deberá pagar el servicio de almacenaje por el tiempo que permanezca la mercancía en el Depósito Fiscal.

Puedes leer mas sobre los requisitos que debe contar un Depósito Fiscal en la siguiente liga http://blog.algebasa.com/cuáles-son-los-requisitos-con-los-que-debe-contar-un-recinto-fiscal

¿ PARA QUÉ SE UTILIZA UN DEPÓSITO FISCAL?

El Depósito Fiscal se utiliza para almacenar mercancía extranjera o nacional, permitiendo que dichas cargas permanezcan sin realizar los pagos tributarios correspondientes y establecidos por las leyes aduanales durante un periodo estipulado previamente bajo un contrato hecho entre el importador o exportador con el dueño o administrador del Depósito Fiscal.

Los empresarios eligen este régimen aduanal para sus importaciones primordialmente por todas las ventajas que se obtienen al ampararse bajo esta modalidad, permitiéndoles hacer una mejor administración del recurso tanto económico como comercial y así optimizar sus operaciones.

También es utilizado para tener tanto sus mercancías nacionales como las internacionales en un mismo recinto ya que en los Depósitos Fiscales se puede mantener ambos tipos de mercancía.  Para lograr esto el depósito debe tener las condiciones adecuadas en este caso que permita delimitar o diferenciar donde está ubicada la mercancía bajo el régimen de Depósito Fiscal y la ubicación de la mercancía nacional.   Una vez delimitado el cliente del Depósito Fiscal puede tener una mayor claridad de su operación en cuando a la mercancía que reposa en el recinto.

Adicional a lo ya mencionado este régimen aduanal permite que se realice diferentes gestiones relacionada con la mercancía allí depositada, que como bien se mencionó en  párrafos anteriores, optimiza la gestión operativa de los clientes que están utilizando los servicios del Depósito Fiscal. Entre las actividades que se pueden desarrollar están las siguientes:

 

Almacen Dedicado

 

  • Verificar la información comercial a través de las Normas Oficiales Mexicanas (NOM): Básicamente en este punto existe en el recinto personal autorizado para inspeccionar la mercancía de tal forma que cumpla con las normativas especificadas en NOM, que establece reglas, especificaciones, atributos, directrices, características o prescripciones aplicables a un producto, proceso, instalación, sistema, actividad, servicio o método de producción u operación, así como aquellas relativas a terminologíasimbologíaembalaje, marcado o etiquetado y las que se refieran a su cumplimiento o aplicación. Esto es un proceso obligatorio aplicable a todo producto que entre al país y en especial los de consumo.

  • Administración de inventarios: Esto es fundamental para el cliente y llevar un control exacto de su mercancía desde que ingresa al depósito con sus especificaciones tanto en cantidades como en pesos.  Adicional esto sirve para constatar que lo entregado por su proveedor coincida con lo pedido y no venga de más o de menos.

  • Ceder a terceros la extracción de las mercancías: La mercancía puede ser retirada por un tercero siempre y cuando tenga la autorización, el pedimento listo de dicha mercancía y haya pagado los impuestos pertinentes a la carga si esta es extranjera.  Esto se aplica normalmente cuando el dueño de la mercancía vende una parte o la totalidad de la carga que pretende ser retirada por lo que para el dueño de la mercancía es una ventaja operativa.

  • Preparar o detallar la presentación final de los productos:

  • Realizar inspecciones detalladas de los productos: Existen diversas causas por las cuales se realiza estas inspecciones entre las que podemos mencionar:               
  • Por el movimiento y el recorrido que ha realizado la mercancía hasta  su destino final, la misma puede llegar rota, dañada, golpeada, etc., por eso es necesario hacer una inspección exhaustiva por parte del cliente para así verificar que su carga llego en buenas condiciones.  
  • También está el caso en que el proveedor se haya equivocado y envió producto erróneo, por lo que el cliente realiza una devolución o gestiona alguna solución directamente con su proveedor, etc.

  • Etiquetar, marbetear, envasar, etc.: Cuando el producto llega al por mayor o el cliente desea ponerle su sello personal al producto este lo envasa según sus requerimientos.  También está el caso cuando las instrucciones de uso vienen en un idioma diferente al que se habla en el país y por normas debe etiquetarse la traducción en el idioma correspondiente en este caso para México es el español.

  • Coordinar embarques: Al tener su mercancía tanto nacional como internacional en este depósito, el cliente puede coordinar embarques múltiples a diferentes ciudades o países, este recinto es utilizado como una especie de Hub.

  • Operar centros de distribución: Esta opción hace referencia a la distribución local de los productos, el cual el cliente puede realizar posterior al pago de impuestos aduanales y gestión de la documentación necesaria para su retiro del Depósito Fiscal.

  • Armar pedidos con condiciones específicas: En ocasiones el cliente vende sus productos con especificaciones concretas por ejemplo puede darse el caso que deseen dar un regalo promocional el cual debe ir anexado al producto por lo que se arman pedidos con estas condiciones ya sea pegándolo al envase o utilizando otro medio siempre y cuando cumpla con las especificaciones del cliente.

BENEFICIOS DE USAR UN DEPOSITO FISCAL

Como hemos mencionado este régimen aduanal fue creado con el fin principal de ayudar a los Importadores con la  función principal de almacenar mercancía que provenga del extranjero permitiendo que dicha mercancía repose en el recinto (DEPOSITO FISCAL) sin pagar los impuestos correspondientes a la nacionalización por un periodo de tiempo previamente negociado con el administrador del recinto.  

 

Cross Doc 2

 

Por lo que podemos mencionar diversas ventajas que conlleva este punto en particular como:

  • Los pagos de impuestos de importación e IVA, se pueden aplazar e ir pagando según se vaya realizando los retiros de las cargas ya sean parciales o en su totalidad, por lo que ayuda al importador manejar su flujo de caja de manera óptima.

 

  • El dueño de la mercancía que utiliza el Deposito Fiscal como Hub, puede exportar la mercancía que importo sin pago de impuestos de importación e IVA, siempre y cuento cumpla con los debidos trámites de exportación.

 

  • Da la ventaja de tener un stock disponible para la venta con un menor costo.

 

  • Permite tener un inventario justo a tiempo facilitando entregas.

 

  • Genera un gran ahorro en los gastos fijos como en la renta de bodega, luz, agua, inversión en infraestructura, etc., también se ahorra en maquinaria y personal.

 

  • Al manejar sus cargas a través del Depósito Fiscal, permite al empresario enfocar sus esfuerzos a la gestión de ventas. Dejando en manos del personal del Depósito el trabajo logístico refiriéndonos a la recepción de mercancía, desconsolidación, almacenaje, etc.

 

Finalmente los beneficios al usar esta figura o régimen aduanal de Depósito Fiscal repercuten a nivel económico al importador principalmente y se refleja igualmente en el consumidor final.

MERCANCÍAS QUE NO PUEDEN SER OBJETO DE DEPÓSITO FISCAL

Las mercancías no permitidas en el depósito fiscal son todas aquellas que por las condiciones del depósito pueden sufrir algún tipo de modificación en su naturaleza, por no tener, el recinto, las características necesarias para la conservación de estos productos.  Estos productos pueden ser de pronta expiración, con características especiales de temperatura que no posea el recinto, sin embargo si las condiciones del depósito se adecuan para que estos productos puedan ser almacenados, podrían almacenarse. Pero esto ya es una negociación aparte que debe realizar el importador con la administración del depósito fiscal. 

Adicional a lo mencionado tampoco puede almacenarse en el depósito fiscal productos como: Armas, municiones, mercancías explosivas, radiactivas, nucleares y contaminantes; precursores químicos y químicos esenciales, los diamantes, brillantes, rubíes, zafiros, esmeraldas y perlas naturales o cultivadas, las manufacturas de joyería hechas con metales preciosos, con las piedras o perlas mencionadas; relojes; los artículos de jade, coral, marfil y ámbar; la señalada en el Anexo 10, Apartado A, sector 9 “Cigarros” de la presente resolución, ni vehículos, excepto los vehículos clasificados en las fracciones arancelarias 8703.21.01 y 8704.31.02, y en la partida 87.11 de la TIGIE;

deposito_fiscal_003_algabesa-1

mercancías clasificadas en los capítulos 50 a 64 de la TIGIE.: Seda, lana y pelo fino u ordinario; hilados y tejidos de crin, algodón, las demás fibras textiles vegetales; hilados de papel y tejidos de hilados de papel, filamentos sintéticos o artificiales; tiras y formas similares de materia textil sintética o artificial, fibras sintéticas o artificiales discontinuas, guata, fieltro y tela sin tejer; hilados especiales; cordeles, cuerdas y cordajes; artículos de cordelería, alfombras y demás revestimientos para el suelo, de materia textil, tejidos especiales; superficies textiles con mechón insertado; encajes; tapicería; pasamanería; bordados, telas impregnadas, recubiertas, revestidas o estratificadas; artículos técnicos de materia textil, tejidos de punto, prendas y complementos (accesorios), de vestir, de punto, los demás artículos textiles confeccionados; juegos; prendería y trapos, calzado, polainas y artículos análogos; partes de estos artículos.

rod-long-405525-unsplash

 

Las personas físicas o morales residentes en el extranjero, no podrán introducir mercancías al régimen de depósito fiscal clasificadas en las partidas 9503 y 9504 de la TIGIE: Triciclos, patinetes, coches de pedal y juguetes similares con ruedas; coches y sillas de ruedas para muñecas o muñecos incluso vestidos, prendas y sus complementos (accesorios), de vestir, calzado, y sombreros y demás tocado, partes y demás accesorios, modelos reducidos y modelos similares, para entretenimiento, incluso animados, rompecabezas de cualquier clase, trenes eléctricos, incluidos los carriles (rieles), señales y demás accesorios de construcción, artículos que representen animales o seres no humanos, instrumentos y aparatos, de música, presentados en juegos o surtidos o en panoplias los demás, con motor, artículos para juegos de sociedad, incluidos los juegos con motor o mecanismo, billares, mesas especiales para juegos de casino y juegos de bolos automáticos, billares de cualquier clase y sus accesorios, de suerte, envite y azar, naipes, video-consolas y máquinas de video-juegos, juegos de ajedrez y de damas, juegos de bolos, incluso automáticos, artículos para fiestas, carnaval u otras diversiones, incluidos los de magia y artículos sorpresa. 

 

Excepciones 

No obstante a lo establecido en el párrafo anterior, las personas morales que cuenten con autorización a que se refiere el artículo 121, fracción I de la Ley Aduanera, podrán realizar la introducción a depósito fiscal de muestras y muestrarios, siempre que cumplan con los requisitos establecidos en la regla 3.1.2., y el procedimiento establecido en la regla 4.5.19. de las Reglas Generales de Comercio Exterior para 2017. También podrán introducir relojes y artículos de joyería hecha con metales preciosos o con diamantes, brillante, rubíes, zafiros, esmeraldas y perlas naturales o cultivadas, la señalada en el Anexo 10, Apartado A, sector 9 “Cigarros” de la presente resolución, así como mercancías clasificadas en los capítulos 50 al 64 de la TIGIE. 

deposito_fiscal_exepciones_001

También podrán introducir relojes y artículos de joyería hecha con metales preciosos o con diamantes, brillante, rubíes, zafiros, esmeraldas y perlas naturales o cultivadas, la señalada en el Anexo 10, Apartado A, sector 9 “Cigarros” de la presente resolución, así como mercancías clasificadas en los capítulos 50 al 64 de la TIGIE. 

Fundamento Legal: Artículo 119, 120 y 123 de la Ley Aduanera, Reglas 4.5.9., 4.5.18 y 4.5.26. de las Reglas Generales de Comercio Exterior para 2017.

DIFERENCIA CON EL RECINTO FISCAL

 

Para saber la diferencia entre el Depósito Fiscal y el Recinto Fiscal  aclaramos en resumen que un Recinto Fiscal es un lugar al lado de la aduana, donde las autoridades aduaneras realizan tareas de manejo, almacén, custodia, carga, descarga, fiscalización y despacho aduanero de mercancías de comercio exterior, por ejemplo, recintos dentro de puertos o aeropuertos donde las mercancías todavía no tienen un régimen aduanero designado, ya que en estos lugares se realiza el despacho de las mercancías y se les asigna el régimen aduanero.

Detallado esto podemos establecer las siguientes diferencias: 

Depósito fiscal 

agosto-blog2b

 

  • Es un régimen aduanero,
  • Se almacena mercancía procedente del extranjero o nacional en almacenes generales,

  • Se puede mantener almacenadas las cargas importadas sin el pago de los impuestos aduaneros e IVA,

  • La mercancía importada se puede retirar de manera parcial o total,

  • Puede importarse, exportarse o retornarse al extranjero de manera definitiva la mercancía almacenada en el depósito fiscal,

  • Se puede manipular la mercancía bajo la supervisión de las autoridades para su distribución u otras gestiones mencionadas en párrafos anteriores,

  • Se puede almacenar la mercancía por un largo periodo según previo acurdo con el administrador del Depósito fiscal,

  • En esta modalidad también juegan un rol importante los servicios logísticos por lo que dentro de la contratación del servicio de almacenaje en el Depósito Fiscal, los importadores pueden negociar el servicio integral incluyendo la distribución, almacenaje y gestión de inventarios. Por estas razones, la industria automotriz, de tecnología, consumo masivo y de materias primas son las que más aprovechan los beneficios fiscales de este régimen,

  • Se maneja inventarios personalizados según los requerimientos del cliente, para logran un mayor control de las entradas y salidas de mercancía por parte del importador.  Este inventario es realizado por el personal del Depósito fiscal aunque en ocasiones el dueño de la carga solicita un inventario general en su presencia,

  • Se puede utilizar como especie de centro de acopio para empresas que distribuyen tanto para ciudades o países. Si se desea solicitar el servicio de distribución como complemento del almacenaje, es importante negociarlo previamente ya que este no es un servicio ejecutado por todos los Depósitos fiscales.

 

Recinto Fiscal

16_ABRIL_CROSS_DOCKING_SUS_BENEFICIOS_EN_TU_CADENA_DE_SUMINISTROS_2


  • El Recinto Fiscal es conocido como la Aduana,

  • A diferencia del Depósito fiscal el Recinto Fiscal es manejado directamente por autoridades aduanales,

  • La mercancía llega a este recinto cuando se va a importar o exportar, antes de la activación del mecanismo de selección automatizada,

  • Se realizan tareas básicas de manejo, custodia, carga y descarga de la mercancía,

  • El tiempo que pernocta la mercancía en el Recinto fiscal es más corto que el tiempo que el Depósito fiscal permite ya que este es de acuerdo al contrato hecho con el importador.

  • Las oficinas están ubicadas primordialmente en puertos, aeropuertos o fronteras.

logistica y cross docking